Virrey, construye tu piramide de poder

Hay algunos juegos de mesa que merecería la pena tener en tu colección aunque sólo fuera por su precioso arte. Virrey, además, es divertido, tenso y muy adictivo.

De la mano de Zacatrus! nos llega la versión en castellano de Virrey (Viceroy, Hobby World 2014), un juego de cartas diseñado por Yuri Zhuravlev en el que tendremos que promulgar leyes y reclutar toda clase de aliados para constituir la corte más poderosa del mundo de Laar. Se puede jugar desde uno hasta cuatro jugadores, siendo a tres como más brilla. El juego se desarrolla a lo largo de 12 rondas. Cada una de ellas está dividida en dos fases bien diferenciadas: subasta y desarrollo. Al final de la partida ganará el jugador que sume más puntos de poder. En el modo solitario no competiremos contra nadie, más bien deberemos intentar batir nuestro propio récord.

Virrey

Como se juega a Virrey

Durante la fase de subasta podremos optar a una de las cuatro (o más) cartas que haya disponibles en el centro de la mesa. Para ello cogeremos una de las gemas de colores (rojo, amarillo, azul o verde) que guardamos en secreto en nuestra reserva y la pondremos dentro del puño. Todos los jugadores a la vez revelan su apuesta. En caso de que cada jugador muestre una gema de un color distinto cada uno de ellos recibirá la carta correspondiente a dicho color y pagará la gema que usó. En caso de empate se deberá repetir la puja perdiendo igualmente la gema apostada. Tendremos la opción de pasar en cualquier momento no introduciendo ninguna gema en nuestra mano y cogiendo tres de la reserva general. Además si después de tres pujas no hemos conseguido ninguna carta se considerará que hemos pasado y cogeremos las tres gemas igualmente.

Virrey

Prepara sitio en la mesa

Una vez resuelta la subasta se pasa a la siguiente fase: desarrollo. En ella jugaremos hasta tres cartas de nuestra mano (adquiridas en la subasta o al principio de la partida) ya sean leyes o aliados. Las cartas se colocan en la mesa formando una pirámide de hasta 5 pisos delante de nosotros. Para poder jugar una carta en un piso superior necesitaremos siempre tener dos cartas que formen su base en el nivel inferior. Cada vez que bajemos una carta deberemos pagar un coste (en gemas). Este será más caro cuanto más arriba se encuentre en nuestra pirámide. Además, dependiendo también del nivel donde la coloquemos, recibiremos una bonificación con cada carta (mayor cuanto más arriba).

Las bonificaciones pueden ser muy variadas: puntos de poder, gemas para seguir usando en pujas y desarrollos, gemas infinitas (que podremos utilizar en desarrollos ahorrando las de nuestra reserva), fichas de magia, ciencia, defensa y ataque que nos darán distintos privilegios o se traducirán en puntos de poder y fichas bonus que nos ayudarán a sumar aún más puntos al final de la partida. Una vez finalizadas las 12 rondas (con sus dos fases cada una) se contabilizan todos los puntos de poder. El que haya conseguido más será el ganador de la partida.

Busca el buen momento para empezar a puntuar

Durante la primera mitad de Virrey deberíamos intentar, sobre todo, conseguir gemas (infinitas o no) y mejoras que nos permitan conseguir más cartas. Durante la segunda nos centraremos en sumar muchos puntos. La clave del juego radica en saber cuál es ese momento ideal para iniciar la acumulación de puntos y no quedarnos descolgados del resto.

Más de treinta personas han trabajado en el impecable trabajo de ilustración de las cartas de personaje. Unos dibujos que, aun siendo muy variados y diferentes entre sí, encajan a la perfección con el diseño general del juego. Siempre que lo jugamos pasamos un rato comentando lo mucho que nos gustan. Además he de decir que me encanta el formato de cartas cuadradas y lo bien que queda en mesa según va avanzando la partida y nuestras pirámides van haciéndose más grandes.

Virrey

Estamos ante un juego muy sencillo de aprender a jugar que te entrará por los ojos y te enganchará desde el primer momento. El reto de intentar conseguir la carta que necesitas, saber retirarte a tiempo de una puja o seguir apostando, buscar la manera de aumentar tu reserva de gemas, las diferentes formas de puntuar al final de la partida… Estaremos en tensión desde el primero momento. Hay varios extras disponibles para el juego. Yo recomiendo, sin duda, estas gemas. Pasaremos tiempo con ellas en la mano y las de cartón no se si aguantaran bien el paso del tiempo.

Daniel Marco
danielmarco.es@gmail.com
No Comments

Deja un comentario