Prácticamente cada juego “casero” de nuestra infancia ha evolucionado y hoy podemos encontrar su equivalente en un juego de mesa moderno. ¿Os acordáis de cuando jugábamos a las chapas? Esas vueltas ciclistas, esos mundiales de futbol… Por lo visto lo que nosotros hacíamos cuando golpeábamos...