Port Royal

Port Royal fue editado por Homoludicus en 2014, aunque hace tiempo que Devir se hizo con todo su catálogo. Es, probablemente, el juego al que más partidas le he sacado últimamente. Diseñado por uno de los creadores de juegos de moda, Alexander Pfister (Mombasa, Great Western Trail…) e ilustrado por el prolífico Klemens Franz (Agrícola, Orleans, Gran Hotel Austria…). En Port Royal seremos un capitán de barco y nos dedicaremos a comerciar con otros barcos, reclutar marineros que nos den ciertas ventajas e incluso realizar expediciones.

Port Royal - juego de mesa - cartas

Cómo se juega

Realmente es un juego bastante abstracto pero muy divertido. El dorso de todas las cartas muestra una moneda y este será su valor mientras que estén en nuestra mano. Es decir, las cartas boca abajo que tengamos en nuestro poder representan nuestro dinero.

Durante nuestro turno iremos descubriendo de una en una cartas de un mazo único. Entre estas cartas encontraremos varios barcos de 5 colores distintos con los que comerciar (recibir más monedas), distintos aspirantes a tripulación de nuestro barco que podemos contratar recibiendo a cambio distintos beneficios (y puntos) y cartas de expedición con una condición que habría que cumplir (llevar a bordo ciertos marineros determinados de los que podemos contratar). Como decía, iremos descubriendo cartas de una en una y seguiremos descubriendo hasta que nosotros decidamos plantarnos o hasta que acumulemos dos barcos del mismo color. Si esto ocurre nuestro turno habrá terminado inmediatamente: un barco viene a hacer negocios, dos vienen a atacarnos. Si hubiéramos decidido plantarnos antes de descubrir un segundo barco de un color ya presente podremos comerciar con uno de los disponibles para enriquecernos o contratar a algún nuevo marinero (si podemos pagarlo).

Después de esto el resto de jugadores podrán hacer lo mismo (con nuestras cartas restantes). En este caso deberán pagarnos un tributo por hacerlo (una moneda). Una vez todos los jugadores han tenido posibilidad de aprovechar una de nuestras cartas termina el turno y pasa al jugador siguiente.

Pon a prueba tu suerte en Port Royal

¿Para qué arriesgarnos entonces y seguir descubriendo cartas? Porque si durante la primera fase de nuestro turno descubrimos cuatro barcos distintos podremos llevarnos dos cartas en lugar de una. Y si conseguimos los cinco barcos distintos serán tres las cartas que podremos adquirir. Tanto las expediciones como muchos de los marineros proporcionan puntos de victoria. Uno de mis momentos favoritos del juego llega cuando un jugador alcanza, al menos, a 12 puntos. En ese momento se dispara el final de la partida. Se jugará un último turno del resto de jugadores para intentar superar su puntuación. Es el momento de arriesgar al máximo ya que será nuestra última oportunidad.

Port royal - cartas - juego de mesa

Port Royal es un juego de 2 a 5 jugadores aunque a mi parecer a 5 pierde un poco de fluidez. El número ideal estaría entre 3 y 4.

 

Daniel Marco
danielmarco.es@gmail.com
No Comments

Deja un comentario