Honshu, construye tu propio pueblecito en Japón

Nos encontramos en la isla de Honshu (Japón). En pleno periodo feudal. Representamos a señores y damas que fueron en busca de nuevas tierras. Es el momento de construir la ciudad más eficiente.

Honshu es un juego de cartas muy interesante, diseñado por Kalle Malmioja, en el que hasta 5 jugadores lucharemos por construir la mejor ciudad. Está editado en castellano (y catalán) por Game4Gamers (Sheepland, Amanecer Zombi…).  

Honshu

¿Cómo se juega a Honshu?

Jugaremos a lo largo de 12 rondas. Cada una de ellas estará dividida en 2 fases.

Fase de bazas

Cada jugador, de uno en uno y siguiendo el orden de turno, jugaremos una de las cartas numeradas de nuestra mano. Al jugar la carta tendremos la opción de colocar un recurso (cubito) sobre la carta. Esto aumentará su valor en 60. Cuando un jugador coloque un cubito de uno de los 4 tipos posibles para obtener un +60 el resto de jugadores que quieran jugar un cubito deberán elegir obligatoriamente uno del mismo tipo. El jugador que haya jugado el número más alto pasará a ser el primer jugador, y así sucesivamente.

Colocaremos las cartas jugadas por cada uno de los jugadores en el centro de la mesa. El nuevo primer jugador cogerá una de las cartas. Después, en orden ascendente, cada uno de los jugadores cogerá una de las cartas disponibles.

Fase de mapas

Cada jugador colocará la nueva carta en su mapa. Solo hay que respetar un par de reglas: siempre la carta nueva debe solaparse (por encima o por debajo) en al menos una casilla a otra carta del mapa y los lagos no pueden ser tapados nunca. Si esta nueva carta tiene (a la vista) alguna casilla de producción colocaremos sobre ella un recurso de su color.

Honshu

Puntuación

Al final de la partida cada tipo de terreno puntuará de distintas formas. Por ejemplo, las casillas de pueblo: solo nos puntuará la agrupación más grande que hayamos conseguido. O los lagos: en cada agrupación de casillas de lago que tengamos, la primera nunca puntúa. Esto hará que nos tengamos que organizar muy bien y luchemos por cartas que nos sean más útiles.

Hay una regla opcional que otorga un poco de variedad. Al principio del juego elegimos al azar una de las 8 cartas de puntuación final. Esto hará que al terminar la partida tengamos una nueva forma de puntuar distinta cada vez que juguemos.

Honshu

Conclusión

Honshu es un juego agradable (aunque sobrio), sencillo y transportable. A diferencia de otros juegos más completos de construcción de ciudades, este nos cabe en un bolsillo (en un bolsillo grande, eso sí). Aunque no nos quemará el cerebro, sí nos hará pensar. Nos mantendrá concentrados mientras intentamos optimizar el puzzle de nuestra ciudad, intentando arañar hasta el último punto al final de la partida. Un juego que podrás sacarle a cualquiera, explicárselo en dos minutos y jugarlo sin problema.

Daniel Marco
danielmarco.es@gmail.com
No Comments

Deja un comentario