Diamant, tentemos a la suerte

Preparaos para adentraros en las profundidades de la Cueva Tacora. En ella podréis encontrar riquezas pero también un montón de peligros. Todo está en manos de vuestra intuición y valentía. Puede que volváis a casa con la caja llena de piedras preciosas o puede que no regreséis nunca.

Devir nos trae esta nueva edición en castellano de Diamant (original de 2005). Sus autores son los exitosos Alan R. Moon (Aventureros al tren) y Bruno Faidutti (Ciudadelas, Misión: Planeta Rojo). Las ilustraciones en esta edición corren a cargo de Paul Mafayon (Looney Quest,Bienvenido a la Mazmorra).

¿Cómo se juega a Diamant?

El juego se desarrolla a lo largo de 5 rondas. Éstas representan cada una de las 5 entradas que tiene la cueva.

Cada jugador dispondrá de un cofre para guardar sus ganancias, una figura de explorador y dos cartas. Una de ellas sirve para indicar que quiere seguir explorando y la otra la utilizará para salir de la cueva.

Cuando entremos en cada uno de los caminos (rondas) desvelamos la primera carta del mazo de expedición y colocamos todos los exploradores en ella. Las cartas de expedición pueden contener tesoros de distintos valores, reliquias o trampas. Antes de desvelar una nueva carta de expedición cada jugador deberá elegir si se queda y sigue explorando o sale de la cueva. Si decidiera salir se llevará todos los tesoros y reliquias que encuentre en su camino hacia la salida. Cuando son varios jugadores los que salen a la vez tendrán que repartirse las ganancias. Si decide quedarse se levanta una nueva carta y sigue avanzando.

En caso de que aparezca una carta de trampa no pasa nada pero si aparece una segunda trampa igual los exploradores que hayan llegado hasta allí volverán sin ninguna ganancia. En el mazo hay 3 copias de cada una de las 5 trampas.

Iremos explorando cada una de las 5 entradas a la cueva y al final de la quinta el jugador con más piedras preciosas será el ganador.

Pon a prueba tu suerte

Diamant es un juego en el que deberemos tentar a la suerte pero también tendremos que aprender a abandonar a tiempo. Es muy normal que el jugador más “cobarde” sea el que más riqueza acumule. Así que no solo se trata de echar un pulso a la cueva si no también a cada uno de los otros exploradores con los que compitamos (hasta 8 jugadores).

Si estás buscando algo sencillo y fácil de explicar, con muchas risas y para compartir con mucha gente esta es una opción a tener en cuenta. No creo que sea un juego para jugar varias partidas seguidas. Es más bien un juego “desengrasante” para jugar entre otros juegos. A mi me funciona muy bien para una tarde de juegos pequeñitos variados o incluso para cerrar una sesión de juegos más sesudos. Dura alrededor de media hora y gana mientras más gente esté sentada a la mesa.

Para terminar, Diamant es un juego bien producido. Con sus cofres de cartón para cada jugador, las piedras preciosas en dos colores (rubíes y diamantes), cartas de buena calidad… No me gustan demasiado las figuras de los exploradores. Son muy altas y tienen muy poca estabilidad. Además no son especialmente bonitas. Quizá unos clásicos meeples habrían hecho mejor su función.

Daniel Marco
danielmarco.es@gmail.com
No Comments

Deja un comentario